Heretat de Taverners

Bodega Heretat de Taverners

Heretat de Taverners fue construido sobre las antiguas dependencias de la antigua casa, una edificación que fielmente restauramos y que data de 1667.

La producción de vino en la finca está  documentada desde el siglo XVII,  y hemos ido replantando los viñedos hasta su totalidad, ocupando actualmente una extensión superior a las 30 ha, en espaldera. 

Decidimos mantener y defender las variedades autóctonas de la región como el Monastrell y la Garnacha Tintorera. 

Se plantó como variedad experimental del norte la uva Graciano, con un gran éxito en resultados convirtiéndonos en los primeros en cultivar el Graciano en el sur de España.

Los suelos cambian de pobres y arenosos en las partes más altas de la finca a una mayor y productiva arcilla en la que trabajamos con cubierta vegetal para conseguir la producción de uva deseada.

En Heretat de Taverners tenemos como objetivo producir vinos que expresen y transmitan el viñedo, el clima, el terroir y las uvas de donde procede. Por ello nuestra capacidad de producción es limitada, y así queremos que siga siendo.

Lograr excelentes vinos no es fruto del azar, sino del trabajo constante y cotidiano basado en la selección de la mejor materia prima. Uvas de nuestra propiedad con personalidad propia y cultivada con todo el mimo, la crianza en barricas de roble francés y americano, incrementan la calidad año tras año.

2018  Casanova Selección